Sergio Pitol: “[…] casi todos mis cuentos están muy ligados a cosas que he visto y escuchado que después transformo.”

“Esta pregunta es parte de la entrevista que me hizo mi querida amiga Margarita García Flores. La nota dice: El Día, enero 1976, es decir, cuando vivía en París.

-¿Cómo construyes un cuento? ¿Qué problemas tienes al escribirlo?
(…) casi todos mis cuentos están muy ligados a cosas que he visto y escuchado que después transformo. (…) No puedo casi imaginar si no veo algo, oigo una conversación, veo una cara con determinada expresión que después, a veces muchos años después, brota de la memoria. Todo empieza a esbozarse muy vagamente; de pronto en medio de esa vaguedad comienzo a estructurar una historia que se anuda con algunas preocupaciones inmediatas. Al escribir el borrador de un cuento se organiza de inmediato la trama; todos sus componentes surgen inmediatamente la trama; todos sus componentes surgen inmediatamente, y construyen una estructura, que para mí es lo fundamental. En el primer bosquejo el lenguaje puede ser muy elemental (…) Pienso por ejemplo, cómo se comportaría ante alguna situación una señora de una ciudad de provincias, de Córdoba u Orizaba, por ejemplo, de sesenta años, dentista y esposa de dentista, qué sinsabores y alegrías conoce su profesión, qué libros lee, qué cine prefiere, cómo se viste, en qué periódicos se informa, y mil detalles más; es aún el proceso previo a la escritura, gran parte de esa información no interviene en el relato, está en mis diarios, pero para mí algunos detalles me resultan como sostenes de la historia y le imprimen verosimilitud; permite un encuentro con la realidad y al mismo tiempo establece una niebla que contamina y transforma esa realidad. Después empieza el trabajo verdaderamente difícil, el que más me gusta, convertir en una geometría lo que ha llegado como un flujo: añadir, mutilar, ordenar. En esa fase empiezo a redondear los personajes. Los cuentos que más me gustan son “Hacia Varsovia”, que está en “Los climas”, y algunos cuentos de “No hay tal lugar”. (…) en general una vez publicados los cuentos dejan de interesarme; debo seguir escribiendo y enfrentarme a otro tipo de problemas y a requerimientos diferentes.”

Pitol, Sergio
El mago de Viena / Sergio Pitol -2º ed. – Bogotá: Fondo de Cultura Económica, 2006
280 p.; 23 cm. – (Letras mexicanas)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Textos y notas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s